Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
No voy a dejar de hablarle sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que dig
( Oscar Wilde - 1854-1900. Dramaturgo y novelista irlandés.)