Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
Cuando te inunde una enorme alegría, no prometas nada a nadie. Cuando te domine un gran enojo, no contestes ninguna carta.
( Proverbio chino)