Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
Dios nos ha dado la lengua para que podamos decir cosas amables a nuestros amigos y duras verdades a nuestros enemigos.
( Heinrich Heine)