Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
Los caprichos pueden ser perdonados, pero es un crimen despertar una pasión duradera para satisfacer un capricho.
( André Maurois - 1885-1967. Seudónimo de Émile Herzog, biógrafo, novelista y ensayista francés.)