Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
La facultad del oído es una cosa sensible: muy pronto se sacia y al poco tiempo se cansa y aburre.
( Martin Lutero - 1483-1546. Reformador alemán.)