Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
Así como el árbol se fertiliza con sus hojas secas que caen y crece por sus propios medios, el hombres se engrandece con todas sus esperanzas destruidas y con todos sus cariños deshechos.
( F. William Robertson - Historiador escocés.)