Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
Tengamos tan sólo paciencia, vendrá, tiene que venir, el tiempo sagrado de la paz perpetua, en que la nueva Jerusalén será la capital del mundo; y hasta entonces sean alegres y animosos en los peligros del tiempo, compañeros de mi fe, anuncien con la pala
( Friedrich von Hardenberg Novalis - 1772-1801. Poeta y filósofo alemán.)