Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
No sé yo que haya en el mundo palabras tan eficaces ni oradores tan elocuentes como las lágrimas.
( Lope de Vega - 1562-1635.)