Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
La única diferencia que existe entre un capricho y una pasión eterna es que el capricho es más duradero.
( Oscar Wilde - 1854-1900. Dramaturgo y novelista irlandés.)