Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
Existe, en verdad, un magnetismo, o más bien una electricidad del amor, que se comunica por el solo contacto de las yemas de los dedos.
( Abate Galiani - 1728-1787. Diplomático y economista italiano.)