Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
No conviene hablar del pudor como de una virtud. Se parece más bien a una emoción que a una disposición adquirida. Se define, pues, como un miedo de dar de sí una mala opinión.
( Aristóteles - 384 AC-322 AC. Filósofo griego)