Espere mientras se carga el contenido...
Cargando página
Cuanto más siniestros son los deseos de un político, más pomposa, en general, se vuelve la nobleza de su lenguaje.
( Aldous Huxley)